Pueblos medievales con más encanto de la comarca de Girona

13/10/17

Las comarcas de Gerona son una de las tierras con más pueblos medievales por metro cuadrado. Pueblecitos alucinantes que parecen sacados de una postal y que podrían ser el escenario de una película o una serie de televisión.

Pueblecitos que cada año atraen, y con razón, cientos y cientos de turistas. El Hotel Casa Anamaria quiere recomendar sus tres pueblos medievales favoritos. ¡Os animamos a descubrirlos!

 

PERATELLADA

Peratallada es una localidad de la provincia de Gerona que forma parte de Forellac, un municipio del Bajo Ampurdán. El encantador pueblo medieval fue declarado Conjunto Histórico-Artístico ya que se trata de uno de los conjuntos de arquitectura medieval más importantes y que se encuentran en mejor estado de Cataluña y del resto de España. Recomendamos visitar la Iglesia de Sant Esteve de Peratallada, que data de principios del siglo XIII y contemplar el Castillo-Palacio de Peratallada para admirar sus elementos románicos y góticos. Dar un paseo por Peratallada significará para ti transportarte a otro tiempo y es que las antiguas murallas integradas en el contexto actual, sus maravillosas buganvilias y el ambiente medieval hacen de este pueblo uno de los más agradables para una escapada de un día por la zona.

PALS

Pals es un municipio muy interesante desde el punto de vista del turismo, también situado en la comarca del Bajo Ampurdán en la provincia de Gerona. Del municipio destaca su casco histórico medieval con su muralla de cuatro torres, la Plaza Mayor y la Iglesia de San Pere, la Torre de las Horas y otros elementos históricos, algunos de los cuales datan del siglo IV. El centro histórico y casco medieval situado en el centro de la villa está lleno de puntos de interés: calles con construcciones de estilo gótico, arcos de medio punto, ventanas ojivales y balconadas de piedra. Paseando las calles y bordeando la muralla, encontraréis todo tipo de atractivos elaborados con piedra con la que se construyó la ciudad antigua. Recomendamos visitar la villa acompañados de guías turísticos que os podrán contar leyendas misteriosas de brujas y guerreros.

BESALÚ

A 30 kilómetros de Gerona, situado en un entorno natural sin igual de la comarca de La Garrocha, encontramos la ciudad medieval de Besalú. La mejor manera de entrar en la ciudad es cruzando su magnífico puente medieval levantado en el siglo XII sobre las aguas del río Fluviá, una obra que, sin duda, se ha convertido en la tarjeta de visita por excelencia de la villa. En la misma villa, recomendamos visitar la iglesia del antiguo Monasterio de Sant Pere de Besalú y la Iglesia de Sant Vicenç. Recomendamos visitar la judería, es decir, los antiguos baños utilizados por los judíos para la purificación de su cuerpo que datan del siglo XII y gozan del privilegio de ser los únicos que se conservan en toda España. 

 

La belleza arquitectónica de los cascos históricos de estos tres pueblos medievales ofrecen peculiaridades que enamoran a todos sus visitantes. Es por ello que si te encuentras en la provincia de Gerona, no dudes un segundo en visitar-los, pasear por sus calles y perderte en el tiempo.