Qué no te puedes perder de la ciudad de Girona

18/10/17

Girona… una pequeña ciudad a escala humana pero con gran atractivo de las grandes ciudades. Y es que nada puede envidiarle a la ciudad condal

Dar un tranquilo paseo por el núcleo histórico o visitar el casco antiguo judío son uno de los reclamos más grandes de esta pequeña gran ciudad.  Es por ello que nos gustaría daros unos pequeños apuntes para que recorráis más de dos mil años de historia y os enamoréis como nosotros de nuestra querida ciudad, muy cerca de nuestro hotel y de fácil acceso:

 

LA CATEDRAL DE GIRONA
Quizás el lugar más simbólico de la ciudad, la Catedral de Girona se alza en el lugar más genuino de la Força Vella. Construida entre los siglos XI y XVII, se configura a partir de un conjunto de muros y espacios de estilos diferentes, desde el románico como claustro y torre de Carlomagno hasta el Barroco de la fachada y la escalinata. Quizás el elemento más singular es la gran nave dotada del siglo XV-XVI y que constituye el espacio gótico abovedado más ancho del mundo con 23 metros. En definitiva, un espléndido edificio que deja a la vista el resultado de los diferentes estilos sobrepuestos del siglo XI.

LOS BAÑOS ÁRABES
A los pies de la Catedral de Girona, una pequeña cúpula asoma por encima de un edificio de piedra. Es la linterna de los Baños Árabes de la ciudad, que identifica la silueta de esta pequeña joya medieval. Un edificio cautivador por la simplicidad de sus formas pero con una gran belleza en el interior gracias al juego entre luz y penumbra.  La construcción de estilo románico sigue el modelo de las termas romanas, los baños musulmanes y de las mikva judías. Se cree que los actuales baños fueron construidos en los siglos XII y XIII aunque algunos rastros hacen presumir que habrían sido construidos sobre otros más antiguos de 1994.

BARRIO JUDÍO
El barrio judío o call jueu es una de las áreas más emblemáticas de la Força Vella. Se conoce que los judíos estuvieron viviendo  aquí durante más de 600 años, por ello es que su legado está todavía muy presente.  Callejuelas repletas de escaleras que se inmiscuyen entre callejones y portales o estrechas calles que transcurren entre altos muros como si se tratara de un laberinto, hacen que se mantenga el aura de los tiempos medievales. No es de extrañar que se trate de una de las juderías mejor conservadas del mundo y una muestra de la evidente importancia que tuvo la cultura judía en nuestra pequeña ciudad. 

CASAS DEL OÑAR
Las casas del río Onyar son uno de los grandes atractivos de nuestra ciudad, una obra maestra de la arquitectura histórica que le valió a Girona el apodo de “la pequeña Florencia”.  Cientos de casas de colores vivos suspendidas prácticamente sobre el río formando una enrome colmena es sin lugar a dudas una de las imágenes más emblemáticas de Girona. Cada una tiene su forma, unas salen para el exterior, unas tienen toldo, otras no,… Un caos que lo hace más autentico y bello aún.
 
Decide reservar un fin de semana en nuestro hotel y programa una excursión en Girona para déjarte llevar por las calles y apreciar con los cinco sentidos todo lo que late en esta ciudad: historia, calidez y tranquilidad. Girona es una ciudad de postal.